japerezduval@gmail.com

http://www.diarioonline.tk/

Después de ver la tele, oír la radio, leer la prensa, los ciudadanos quedan tan desinformados que no comprenden la realidad en la que viven, todo es para ellos una especie de cuento chino, en su casa, en su trabajo, en la calle y en todas partes, les es muy difícil actuar como debieran en su propio provecho.

Están rodeados de propaganda y esa propaganda en su mayor parte tiende a que hagan algo que es malo para ellos, les incita a fumar, a beber alcohol, a una vida sedentaria, a comer comida basura, a comprar cosas que no necesitan y en conjunto a olvidar la realidad en que viven.

Es cierto según mi criterio que España no está en quiebra, pero también lo es que muchas instituciones públicas, muchas empresas y muchas familias si que lo están.

España sobrevivirá a esta crisis pero debería aprovecharla para eliminar muchas estructuras burocráticas de sus administraciones.

Sobran al menos la mitad de los ayuntamientos.

Es irracional que mantengamos a la vez diputaciones y entes autonómicos, mi opinión es que deberíamos eliminar las diputaciones ya que son poco democráticas.

Además tampoco es racional que se mantengan consejerías autonómicas y ministerios con las mismas competencias, eso es carísimo.

Yo como social liberal y como federalista prefiero que desaparezcan los ministerios inútiles que están más alejados del pueblo a quien deben administrar.

Lo mismo pienso con respecto a los conflictos entre la administración europea y española, la administración más lejana al administrado ha de ser subsidiaria de la más cercana.

Pero no creo que se haga nada, nos seguiremos arrastrando en vez de andar erguidos y cuando salgan de la crisis los demás nos pondremos de pie y empezaremos a andar cuando los demás países ya estén corriendo.

Deberíamos comprender que en los últimos años los mercados no han sido autocorrectores. Si es que lo han sido alguna vez.

La ambición y el  beneficio de la clase parasitaria no ha servido más que para arruinar al pueblo, a los propietarios de viviendas que las están perdiendo, a los trabajadores que han perdido sus empleos, a los jubilados que han visto cómo se esfumaban sus planes de pensiones y a los contribuyentes que han pagado centenares de miles de millones para rescatar a los bancos.

En este caso han sido los pobres y las clases medias quienes han transferido dinero a los ricos. Y así va a seguir siendo, como ha sido siempre.

Pero todo está enredado por la propaganda una propaganda que ya sea comercial o política no se diferencia en casi nada.

Una propaganda que en muchísimos casos sólo intenta engañar al pueblo, a los consumidores y usuarios, a los ciudadanos todos.

Esa es la dura realidad, una realidad que no vemos, una realidad que no podemos ver porque estamos alienados por la propaganda a que estamos sometidos.

Mi opinión es que las políticas keynesianas no funcionan, que las deudas se pagan con intereses, intereses mucho más altos de lo que nos dicen, ya que a los intereses oficiales se debe añadir la inflación, una inflación que es un impuesto más, un impuesto del que nadie se hace responsable.

Un gasto del que no obtenemos ningún beneficio.

Nos dicen que es más fácil incrementar los gastos que reducirlos y esto es cierto ya que la clase parasitaria no permite que sus privilegios, que sus lujos, que sus despilfarros se reduzcan.

Es más cómodo el déficit y la posterior inflación, una inflación que ya ha empezado.

La masa monetaria se ha disparado, la producción de bienes ha disminuido, eso genera inflación, eso hace que la moneda valga menos y esa es una realidad que nadie quiere ver, sobre todo los deudores máximos, que son los bancos y los estados.

Nos venden de todo con la propaganda, nuevos productos, nuevas ideas y nuevas modas, nos venden de todo, pero no es cierto que lo nuevo sea mejor que lo tiramos a la basura, en muchos casos es peor.

Pero somos incapaces de juzgar porque estamos cegados por la propaganda, esa es la dura realidad que estamos ciegos, que no sabemos lo que nos conviene.

De esta crisis económica deberíamos salir un poco más sabios, deberíamos comprender mejor la dura realidad en que vivimos, pero no creo que suceda, tan solo seguiremos viviendo como hasta hoy, cegados por la propaganda.

Anuncios