japerezduval@gmail.com

http://www.diarioonline.tk/

Hoy se celebran elecciones en Irak, eso en si ya es un motivo de alegría para cualquier demócrata y más para un liberal, aun sabiendo que estas elecciones están amañadas, aun sabiendo que los ocupantes las condicionan, al menos esta es una forma de saber que quiere una parte de la población, ciertamente yo no les doy mas valor que el que tendría una encuesta, que como todos sabemos depende en una gran parte de lo que desea aquel que la paga, en este caso EE.UU.

Son ya muchos años de guerra, son ya muchos años de miseria, el pueblo iraquí está harto, de ocupantes, de su gobierno y en general de todos los extranjeros.

Quieren verse libres de todo tipo de condicionamiento extranjero pero eso no será posible mientras quede un barril de petróleo en Irak. 

Un petróleo que por cierto no beneficia en nada al pueblo iraquí, el petróleo ha sido desde que se descubrió más una maldición que un beneficio para los iraquíes.

 Como en España, no importará el resultado final que se dé, todos declararan que han ganado.

Solo los muertos que se produzcan estos días serán junto a sus familias los perdedores.

Obama aprovechará para decir que todo ha resultado según lo previsto por su genial estrategia, que EE.UU. ha triunfado en esta batalla, en la guerra contra el terrorismo (lo mismo que habría dicho Bush) y que por lo tanto sus tropas puedán irse del país, luego no se irán.

Siguen ocupando Japón, Italia y Alemania desde 1945 y lo que continuaran, recuerden Guantánamo, están allí desde 1898. No olvidemos tampoco España.

Obama necesita sus tropas de choque para Afganistán, copiando al Imperio Británico, que a su vez copió al Imperio Romano, dejará a sus tropas auxiliares de ocupación.

Recordar que ambos Imperios, antes que el actual, dejaban unos pocos de sus hombres al mando de mercenarios nativos a los que se les premiaba con grandes privilegios en su propio país, en Irak los EE.UU. hace lo mismo, sus agentes no solo gozan de privilegios económicos sino que ocupan el poder y explotan al pueblo iraquí, tanto o más que Sadam y sus esbirros.

Pero eso se disculpa porque Sadam era una amenaza para el mundo con sus armas de destrucción masiva y los EE.UU. no tienen ni armas nucleares, ni armas quimicas, ni armas bacteriológicas, en realidad solo están armados de buena voluntad y buenos de deseos de paz y prosperidad para todos los pueblos del mundo.

En cuanto a Irán está encantado con estas elecciones ya que la mayoría del pueblo iraquí es chiíta y por tanto serán los chiítas quien terminen mandando en Irak, que cosas los soldados americanos actuando de cipayos de los ayatolaes, Sadam era su peor enemigo.

Pero esas contradicciones tiene el SISTEMA, la gente del pueblo no puede comprender lo que pasa, está cegada por la propaganda, pero en verdad no existe ninguna diferencia para los explotados en que los explotadores sean unos u otros.

Es lo mismo que si un pobre tendero es coaccionado y obligado a pagan la protección por una banda de mafiosos, que mas le da que sea la Cosa Nostra siciliana, la Camorra napolitana, la Yakuza japonesa o  las Triadas chinas, para ese pobre tendero lo real es la paliza que le han dado y el dinero que le han robado.

Lo mismo le sucede al pobre pueblo iraquí, siendo uno de los pueblos más ricos del mundo por su petróleo se ve reducido al hambre y la miseria.

Cuando mandaba Sadam tenían la esperanza de ser liberados, pero tras su supuesta liberación solo tienen más de lo mismo, hambre y explotación.

En realidad la banda de mafiosos ha cambiado pero ellos no han dejado de estar extorsionados por la mafia.

Los iraquíes hoy comprenden un poco mejor la naturaleza del SISTEMA que los ocupa y explota.

Mañana tal vez empiecen a adaptarse al SISTEMA, a callar, pagar y obedecer.

El SISTEMA es generoso con sus siervos y tal vez les recompense con un poco más de pan, pero sin exagerar, no vayan a creerse que son libres y pidan más de la cuenta.

Los kurdos ya están integrados en las fuerzas de ocupación y seguirán tan contentos con su región autónoma, al fin y al cabo han conseguido vivir mejor que antes.

Los turcos callaran porque así se lo manda su patria, Turquía.

Los cristianos se encuentran peor que antes, pero ahora pueden emigran libremente y eso es lo más desean, emigrar a Europa y América.

Los sunitas no tendrán a su alcance los medios de comunicación para decir otra cosa, Arabia saudita les paga lo que pidan y callaran.

Así que todos contentos, en realidad eso no es cierto, pero nadie lo desmentirá.

El resultado ya hace tiempo que está decidido por medio de negociaciones secretas entre los beneficiarios.

Estas elecciones son un bonito espectáculo, algo así como la película Avatar, todo mentira pero la gente se queda tan contenta después de verla y de eso se trata.

De que el pueblo se lo trague, de que los votantes iraquíes crean que ellos deciden y dejen de oponerse al gobierno de ocupación.

Obama también pretende con ellas mejorar su posición política en su casa, y con suerte fuera de ella.

El coste de estas elecciones está amortizado mucho antes de que se sepa el resultado final, que tardará pero eso ya no le importará a nadie, a los espectadores de Avatar no les preocupa como queda de sucio el cine, al productor aun menos.

Anuncios