yolanda@entraeneuropa.com

 Que no nos engañen. La pretensión de las redadas masivas que se están produciendo en las grandes ciudades no es “luchar” contra la inmigración ilegal, la realidad es que el único objetivo es recaudar. Sí, sacar de dónde sea y cómo sea dinero para cubrir las necesidades generadas por la crisis. Y digo esto porque es evidente que si se detiene a un extranjero, tal y como permite la ley, y se le inicia un expediente de expulsión que en la mayoría de los casos se convierte en una multa, la verdadera intención no es la expulsión, sino la multa.

No es que yo esté a favor de la expulsión, sería ilógico siendo abogada de extranjería, pero la realidad es esa, lo único que se pretende con las detenciones masivas es la recaudación fácil de dinero, ya que el inmigrante con tal de regularizar su situación en España es capaz de pagar lo que haga falta.

Es imposible expulsar a todos los que se detienen, ya que unos no llevan pasaporte, otros son “inexpulsables”, puesto que sus países no los reconocen, y otros a fuerza de recursos se salvan de la quema del Centro de Internamiento, donde van a parar los pocos que o no llevan tiempo suficiente en España para generar arraigo, o no tienen ningún familiar o amigo que se interese por ellos y esté dispuesto a buscar un abogado y gastar tiempo y dinero.

Sin embargo, y pese a lo anterior se siguen produciendo detenciones por doquier de inmigrantes. Es evidente cuál es el fin…

Anuncios