japerezduval@gmail.com

Dejando claro que lo de moro y yanqui son formas coloquiales usadas popularmente en España como sinónimos de musulmán y estadounidense, y que no existe por mí parte propósito alguno de ofender ni despreciar.

Tengo que decir que he comprobado durante muchos años que entre el pueblo español existe una corriente de opinión, minoritaria sin duda, pero muy clara que si tuviera que elegir entre ser moro o ser yanqui se pondría el turbante sin dudarlo.

Esta actitud se da en la izquierda y en la derecha.

Incluso cuando más extrema es su ideología de izquierda o derecha más antiamericano y más pro musulmán son.

¿Por qué?

Esa pregunta tiene miga y es verdaderamente difícil de contestar.

En la izquierda la cosa está más clara, durante muchos años los yanquis fueron el sostén internacional de Franco, como hoy lo son de la Monarquía.

Sin ese apoyo es muy posible que la izquierda hubiera conseguido su anhelada ruptura democrática y hoy tendríamos en España una republica federal, en vez de una monarquía autonómica que tantos pesares nos causa, a unos por lo de monarquía, a otros por lo de autonómica y a muchos por las dos

En la derecha hay que dividir, para los nazis, que en España los ahí y cada vez mas, los yanquis son judíos sin mas, son el enemigo que destruyo su Reich, curiosa mentalidad cuando ni son alemanes, aunque alguno habrá, ni habían nacido si quiera cuando terminó la II Guerra Mundial, pero es así, una persona se ve adsorbida por un mito y deja de pensar, incluso algunos de sentir.

Para los nacionalistas, cosa distinta de nazi aunque ambos están muy próximos, se da el caso de que no importa que nación consideren como la suya, España, Cataluña, Euskalerria o cualquier otra, todos son antiyanquis.

Unos porque nunca se les apoyo, como los catalanes.

Otros como los vascos porque después de muchos años de entrega total al yanqui, se dieron cuenta que solo eran tontos útiles en la lucha por la hegemonía mundial y se sintieron engañados, y no olvidemos que un vasco será tu mejor amigo hasta que lo traiciones y después será tu peor pesadilla

En cuando a los nacionalistas españoles, aunque parezca extraño después de más de un siglo, aun no han olvidado el robo de Cuba y Filipinas

Cierto fue un robo, pero no fuimos los españoles las victimas de ese robo, a nosotros nos las quitaron en una guerra porque nos negamos a vender Cuba, por motivos de orgullo nacional. Pagamos nuestro pecado con sangre.

Las victimas del robo fueron los filipinos y los cubanos a los que se les dijo que los yanquis lucharían por su libertad y murieron a miles por ser libres.

HONOR Y GLORIA PARA EL QUE MUERE POR SER LIBRE.

Después resulto que los yanquis lucharon por bases, materias primas y mercados.

No se puede decir que los yanquis no sean consecuentes en su política exterior, hoy como ayer el poder y la “pasta” primero.

En cambio el centro político español está con los yanquis y teme a los moros, no por el daño físico que puedan recibir sino por la competencia económica e ideológica.

En España, el PP y el PSOE son prácticamente lo mismo, si quitamos los anagramas y las caras de Rajoy y Zapatero.

En realizad solo son las manos derecha e izquierda de los banqueros que los tienen hipotecados y que periódicamente, tras los adecuados servicios prestados por adelantado, les anulan las deudas.

Al menos eso gritan el uno del otro, cuando por estar en la oposición, se ven ninguneados a la hora del REPARTO.

En cuanto a mí, yo no podía ya escaparme del análisis al hacerlo yo mismo, me encuentro en una encrucijada

Admiro muchas algunas de los yanquis y desprecio muchas otras.

Supongo que los yanquis se quedarían asombrados si supieran que yo no deseo la ciudadanía yanqui, ni siquiera siento deseos de visitarlos y para mayor inri ni siquiera veo sus películas ni como su comida basura.

Entonces eres un moro me dirán en su visión maniquea y simplista de las cosas, pues no señor resulta que de los moros me gustan unas pocas cosas y me disgustan otras muchas.

Mi abuelo materno lucho en la Guerra de Cuba, pero volvió entero y decía que nada como la dulzura y el fuego de una cubana, y él lo sabia bien, es seguro que tengo muchos parientes cubanos desconocidos.

Yo personalmente no tengo nada contra los yanquis, pero debo reconocer que a pesar de que tengo parientes en los EE.UU. los yanquis me gustan poco.

Me caen mejor los moros, tal vez porque tengo varios amigos que lo son y siempre se han mostrado dignos de mi amistad.

Posiblemente influya también en que soy valenciano y aquí tenemos las fiestas de moros y cristianos, en estas fiestas los moros siempre pierden, yo siempre he sentido simpatía por los perdedores.

Creo que en la guerra sin cuartel que se va a dar entre moros y yanquis, lo de ahora solo es el precalentamiento, yo permaneceré neutral como creo que debería hacer España.

Entre moros y yanquis, elijo ser español y valenciano. Así de sencillo y claro.

Anuncios